lunes, 14 de enero de 2008

EL ALBUM DE LA FAMILIA (II)



Muchos amigos me insisten pidiéndome que continúe con el álbum de mi familia. No me apuren muchachos, no quiero arriesgarme, porque si me rompo el traste trabajando pierdo la identidad, y ahí se termina todo. Así que despacio. Hoy me voy a ocupar de hacerles conocer a la tía Mirta. La más extrovertida de la familia. De chica no era así. Tuvo diversos problemas psicológicos, como los tuvimos todos, derivados de su aspecto, que provocaba la burla de sus compañeros de colegio. Fue muy retraída y callada. Sus primeras palabras se las sacamos recién a los 4 años con enema. Inevitablemente la familia tuvo que tratarla con una fonoaudióloga que la ayudó mucho. A los 10 años ya vocalizaba perfectamente con el intestino grueso. El cambio fue milagroso. Llegó a integrar el coro del renombrado colegio privado al que concurría, el High Sculos de San Isidro. Al tacto se notaba la excelencia de sus cuerdas vocales. Una maravilla ahí en el centro de su cara, se diría un paladar negro. Hasta llegó a presentar un demo ("Cantando sobre el bidet") a una grabadora con 20 temas que compuso especialmente rompiéndose el traste, pero se lo rechazaron con la sencilla respuesta de que eran temas pedorros.
Pero no se dio por vencida y siguió poniéndole la cara a la adversidad, y cuando se preparaba para debutar como cantante lírica, un exceso de chimichurri y ajíes le irritó para siempre su preciada garganta y pasó a ser una frustrada más de la familia.
Ahora la escuchamos cantar en el baño y siempre le pedimos otra. Sus gases respetan siempre la fonética académica con que se formó, aunque en períodos de estreñimiento se ve obligada a usar el lenguaje de señas. Ella es muy complaciente con nosotros y trata de hacer maravillas. Un día tuvimos que internarla por una sobredosis de supositorios de glicerina.
La tía Mirta recuerda siempre a su único novio, (un muchacho de Elortondo) y la manera en que lo perdió. Habían ido al cine a ver una película romántica, ella, la más sensible de la familia, no pudo evitar derramar un chorro de lágrimas. Enamorado y romántico, su novio se las bebía cariñosamente. Cuando se dio cuenta que era colitis se terminó todo para siempre.
Actualmente la tía se dedica a vender cremas antihemorroidales para Avon.
En una de las fotos aparece con algunos de sus compañeros de escuela primaria (al fondo a la derecha), y en la otra en su época de cantante lírica.

5 comentarios:

Luiso dijo...

Amigo Lawry... que gusto poder seguir viendo sus laburos... ya le mandé varios mails, no sé si alguno habrá llegado, pero vaya teniendo en cuneta una visita a la patagonia para éste año...
Un abrazo grande.

Marcelo Niño dijo...

Me imagino que no habras puesto una foto con su campaña de Avon porque le debe haber ido para el taste, NO????

ALTAMIRA dijo...

Está para darle a Mirta, con o sin amor.
Salud troesma.

Ceo dijo...

¡Muy bueno, pero estamos esperando una actualización del blog, ya pasaron 6 días y cero al as!

CILENCIO NO SE CALLA dijo...

LAWRY, NO TE CONOCÍA PERSONALMENTE, PERO AHORA CREO QUE HEMOS TENIDO UN CONTACTO ÍNTIMO, VIENDO TU ROSTRO, NO ME RECUERDO BIEN EN CUALES BAÑOS, SI EN RETIRO O CONSTITUCIÓN. UN BESO NE CILENCIO, EN TUS MEJILLAS ROZAGANTES.
ESO SÍ, ESCRIBES MUY BIEN.